¡Paren máquinas!

En la portada de El País, esta información tiene un reclamo triple: el titular expresivo, la foto del hipster (lector del periódico, para más señas) y, sobre todo, el subtítulo explicativo, en el que se dice que “cada vez más personas deciden cerrar sus perfiles en Internet”. ¡Vaya! ¿Una nueva revolución y nosotros sin enterarnos? Bueno, pues vamos a leer el reportaje. Una vez abierto, llega la primera decepción: el subtítulo ahora nos advierte de que los cierraperfiles son “una minoría”. Y no hace falta pasar del primer párrafo del texto para leer que “no son pocos, aunque no hay datos específicos”.

Almas de cántaro, ¿en qué quedamos?

Por supuesto, la información está trufada de los típicos testimonios de un par de psicólogos muy profesionales. También se recogen, claro, los del barbudo de la foto, que se llama Borja, y los de otras dos personas. Dice uno: “Quedaba con amigos y no teníamos nada de qué hablar. Parece que estamos más cerca, pero realmente nos aleja”. ¡Oh! ¡Paren máquinasss!

Vamos, que tienes un par de amigos que han borrado sus perfiles de Facebook, preguntas por teléfono a un par de psicólogos para que te cuenten otra vez el rollo del daño que nos hace la tecnología y te montas un reportaje para llegar a la conclusión de que “cada vez más personas (entre ellas, los modernísimos lectores de tu periódico) deciden cerrar sus perfiles”. No tienes ni un solo dato que lo corrobore pero ¿qué más da? ¿No es cool abandonar Facebook con una barba bien cuidada y El País debajo del brazo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *